GUITARRAS HUERAS

Podredumbre me rodea,

siento el bufido fétido de una fiera

desgarrando con sus fauces infectas

mi ilusión de ser guerrera.

De superar con récords esta vida de mierda,

el querer y no querer llegar a vieja,

el enterrarme en mi jardín verde de hierba

y soñar que soy de agua y de madera

como un árbol rodeado de tristeza

enraizando injertado entre mis venas.

Quiero querer ser fuerte como tú, entera,

de una sola pieza forjada, nada de muescas,

mas soy endeble como una guitarra de tela,

rasgada sin rasguear las cuerdas huecas,

amarga como el tequila que apuró Chavela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s