NO HAY MÁS LEÑA QUE LA QUE ARDE

image
Te rompo el alma, que es la mía,
periódicamente, y me río
lanzándome a la deriva sin salida
de una vida que gozo colgando en vilo.

Selva que por mí respiras,
hojas que de verde me tatuáis la sangre,
muertos yacéis bajo mi ira
y ni lágrimas lloro para lavarme.

El pecado de prender siempre la pira
es un oscuro deseo cobarde
que vomito en negro, en humo, en tripas,
que desuella párpados en vinagre.

Y así sufre el monte mi malicia,
penuria de futuro ajado en mil partes,
lo que era brote y asomó ceniza
que ya ni vuela ni asciende por los aires.

Qué vergüenza que no tenga Galicia
más bosque que el que arde.

Anuncios

Un pensamiento en “NO HAY MÁS LEÑA QUE LA QUE ARDE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s