Archivos Mensuales: junio 2014

PRESENCIA REMOLIDA

image

Monstruo hecho de cachitos de metralla fogueada a discreción,
se me evapora la sangre viéndote sentada sobre la movediza arena,
flotando sin hundirte, ajena al torbellino del cambio de blasier
roto por las costuras como un prêt à porter de Picapiedra.

Quiero que te diluyas uniforme en el remolino del lavabo
y me digas adiós quedándote a cenar las noches negras,
descosiendo tu postura con puntadas de incoherencia suma
como asume hoy el mundanal la moda de pacer en plena guerra.

Retuércete la cara en un pellizco mortal que te arranque sangre
y no te deje más gesto que un muñón que salude, en primavera,
al invierno cuando ya no se pueda dar forma de muñeco a la nieve,
y todos los martirios de la sociedad salden su vida en la hoguera.

Cosido manido,
zurcido de mierda,
no te liga el huevo,
ingrediente deforme.

 

 

CAMINANTE DE NIEBLA

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/35/Into_the_mist.jpg
Baja de las montañas arrastrándose como una sierpe
y me invade entera lamiéndome los calcetines blancos
hasta llegar al cerebro, que seca sorbiendo.
Esta puta niebla.

Enlazo con escarlata al tentar su rojo al fin del filme,
alargo los dedos mientras les queden yemas,
toso, como todo tuberculoso, rayos de luna fulgurantes
y sigo perdiendo la cabeza bajo un tren que muere de vapor.
Rodeada por la niebla.

Camino desnortada y aburrida, aterida y oxidada,
renqueando a una salida difusa pero existente,
escondida en la mariola del patio,
entre el suelo y el cielo.
Rayuela de niebla.

Hasta que dentro del blanco te toco y ahí estás,
entonando tus ilusiones, desplegando muchas velas
en barcos que nunca creyeron tenerlas, mucho menos, navegar.
Y eres tú quien les da fuerza.
Borraxeira.